Oro blanco vs oro amarillo: cuál vale más

El oro es uno de los metales más valorados en el mundo, y es que, a nivel comercial. podemos encontrar diferentes presentaciones según sus colores y kilates. Teniendo esto en cuenta, ¿cuál vale más, el oro blanco o el oro amarillo?

Es importante destacar que el oro puro que se extrae de las minas o en las arenas de los ríos es de color amarillo, así como de 24 kilates, pero, partiendo de este punto, será muy interesante poder conocer si el oro blanco es más caro que el amarillo.

Es por ello por lo que en este post expondremos sus principales características y descubriremos cuál vale más entre el oro blanco y el oro amarillo.

¿Cuáles son los diferentes colores del oro?

Antes de determinar qué es mejor, el oro blanco o el amarillo, es importante saber que, para obtener diferentes tonalidades en las joyas de este material, deben intervenir una serie de procesos químicos, obteniendo:

1. Oro amarillo

Es el más usado en joyería y se conforma como el resultado de una mezcla de oro con otros metales como el cobre y la plata.

2. Oro blanco

Es el resultado de alear oro puro con metales como el paladio y la plata, ya que estos tienen un efecto blanqueador sobre su color amarillo natural.

Es muy común que se presente la duda entre cuál vale más: el oro blanco o el  oro amarillo, pero se deben tener en cuenta varios aspectos que presentaremos más adelante.

3. Oro rosa

Se obtiene al mezclar oro puro con metales como el cobre y la plata; dependiendo de la cantidad de cobre que se use se obtendrá una tonalidad de rosado más intenso, e incluso hasta llegar al color rojo.

Adicionalmente existen otros colores experimentales para el oro, como el morado, azul, verde y negro, aunque estos no son muy comunes en joyería. Además, son difíciles de producir y pueden generar características que no resultan convenientes para su uso.

Entonces, ante la incertidumbre de qué es mejor, el oro blanco o el amarillo, en primera instancia todo dependerá del gusto y preferencia personal del usuario, ya que su valor estará determinado por los kilates de oro puro que contenga la pieza, independientemente de si se trata de oro blanco o amarillo.

¿Cómo saber el grado de pureza del oro?

Para conocer el grado de pureza que posee una joya de oro, será necesario conocer los kilates que contiene, los cuales deben aparecer grabados en alguna parte de su superficie.

  • El oro puro contiene 24 quilates, contiene 1000 partes de oro.
  • El oro de 18 kilates contiene 750 partes de oro y 250 partes de otros metales.
  • El oro de 14 kilates contiene 585 partes de oro y 415 partes de otros metales.
  • El oro de 9 kilates contiene 375 partes de oro y 625 de otros metales.

A medida que descienden los kilates de oro, también disminuye su valor. Por ello es importante conocer que la pureza de este material no guarda relación con su color, ya que podemos encontrar joyas de 18k en oro amarillo, blanco o incluso rosa.

¿Qué es importante saber sobre el oro blanco?

Como ya hemos comentado, el oro blanco corresponde a una aleación de metales blancos como el paladio, el platino, la plata y el níquel con el oro puro, y normalmente se suele recubrir con rodio para obtener un acabado brillante tipo espejo.

Se debe resaltar que estos metales resultan más caros que el oro puro, por lo que en algunos casos las piezas de oro blanco pueden ser más costosas que las de oro amarillo. Este coste superior se situaría entre el 5% al 50%, de acuerdo al proceso empleado en su preparación.

Diferencias entre el oro amarillo y el oro blanco

La principal diferencia entre el oro blanco y el amarillo es el color, el cual si es oro puro será amarillo, y, de acuerdo a los metales con los que se mezcle, se obtendrá oro de otra tonalidad como ya hemos mencionado anteriormente.

El platino y el paladio, componentes del oro blanco, son metales más caros que los del amarillo, por lo que de acuerdo al porcentaje usado, puede resultar una pieza de joyería más cara que el resto.

Estas piezas son muy usadas para anillos de compromisos o para algunos tipos de diamantes o gemas preciosas, puesto que el contraste con su color les permite destacar.

¡Recordemos que el valor de la pieza de oro estará determinado más que nada por sus kilates, para lo que no tiene relevancia el color!

¿Entre el oro blanco y oro amarillo cuál vale más?

La respuesta a la pregunta: “¿cuál vale más, el oro blanco o el amarillo?” puede ser variable, ya que dependerá de diversos factores. Teniendo en cuenta que el oro blanco puede incluir metales más caros, como el paladio o el platino, una pieza de oro blanco puede legar a valer más que una de oro amarillo.

No obstante, también se puede dar el caso que la pieza de oro blanco tenga porcentajes mínimos de estos metales y el resto de la aleación corresponda a metales como el níquel, la plata o el zinc. Asimismo, se debe considerar si la pieza incluye gemas preciosas, ya que aumentarán su valor.

Un factor determinante e invariable es el correspondiente porcentaje de oro que contenga, ya que el valor no estará determinado por el color del oro, sino por los kilates presentes en la pieza. Otro punto que incidirá sobre el valor de la joya es si fue elaborada por una firma o marca famosa.

En conclusión, si queríamos conocer entre el oro blanco y oro amarillo, cuál vale más, con estas explicaciones podrás guiarte antes de hacerte con una pieza de este material.

Deja un comentario