¿Tengo que pagar impuestos por vender mis joyas?

Puede que en alguna ocasión buscando en casa o realizando una limpieza te hayas podido encontrar alguna joya con la que ya no contabas o pensabas que no tenías. Esto puede traducirse en un ingreso económico, si optas por darle salida vendiéndolas. Aunque es cierto que muchas personas no tienen claro si hay que pagar impuestos al vender oro, por ello en Joyerías Coral hemos decido hacer este post para explicarte como funciona la tributación de compra y venta de oro.

¿Cómo tributa la compraventa de oro?

Si estás pensando en vender algunas de tus joyas de oro, debes tener claro como tributa la compraventa de oro en España. Una de las primeras cosas que debes saber es que la única situación donde deberás pagar impuestos al vender oro, será si este es considerado ‘oro de inversión’.

Este tipo de modalidad es aquel que cuenta con un nivel mínimo de pureza exigido por la normativa del país, ya sea medida en milésimas, porcentaje o quilates. Este ‘oro de inversión’ se encuentra sometido a un régimen fiscal especial dentro de la Unión Europea, donde queda eximida la obligación de pagar IVA.

Eso si, que no haya obligación de realizar la tributación de compra venta de oro, esta deberá incluirse dentro de la declaración de la Renta. Esta venta tributará entonces como lo hace una acción, ETF o un fondo. Debes saber que si posees oro de inversión, pero no efectúas ninguna operación, no tendrás que declarar nada porque no será sujeto de tributación.

¿Qué impuestos al vender oro de no inversión tengo que pagar?

Ya os hemos hablado sobre el ‘oro de inversión’, el cual está regulado dentro de la Unión Europea, donde queda claro que se exime el pago de impuestos al vender oro y joyas de este material. Pero, también nos encontramos con aquellas joyas, lingotes o monedas que no cumplen estas especificaciones clave para entrar en este grupo.

Por ello, si te preguntas como tributa la compraventa de oro, cuando este es de no inversión, vemos que se le aplica el IVA del 21%. Además, esto también se aplica a otros materiales como la plata, ya que este tampoco cuenta con la exención fiscal que tiene el ‘oro de inversión’.

Si ya entramos en lo que se refiere a la tributación de compraventa de oro de este tipo dentro del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), vemos que cualquier venta deberá incluirse. Si te preguntas como tributa la compraventa de oro, en este caso, la respuesta es que depende de las plusvalías o minusvalías que se hayan dado en la operación.

¿Cuándo es obligatoria la tributación de compra venta oro?

Una de las situaciones en las que se deberán pagar impuestos por la venta de oro se da cuando la transacción es entre un particular y un profesional. Por ello, esta operación estará sujeta sobre el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Todo ello dentro de la modalidad de ‘Transmisiones patrimoniales onorosas’.

En esta situación no se pagará el impuesto al vender oro tradicional, conocido por IVA. Este impuesto es estatal, pero se encuentra cedido a las Comunidades Autónomas, siendo pagado el impuesto al vender oro en cada una de estas regiones. Dependiendo del lugar, las empresas deberán pagar un ITP por cada una de las compras que lleven a cabo, situándose entre el 4 y el 6%.

Eso si, este impuesto al vender oro solo se pagará cuando la figura que venda el oro o la joya de oro sea una persona particular. Esto se debe a la sentencia del 11 de diciembre de 2019, donde quedó claro que la tributación de compra venta de oro se gravarían con este impuesto cuando las transacciones fueran entre particulares y profesionales.

Esperamos que esta información te haya servido para tener claro como tributa la compraventa de oro y que impuestos deberás pagar en cada caso. En Joyerías Coral te recomendamos que confíes siempre en profesionales como nosotros, donde podrás llevar a cabo cualquier venta con las mejores garantías.

¡Si tienes alguna duda o quieres más información sobre nuestros servicios, contacta con nosotros y te ayudaremos encantados!

Deja un comentario